REGRESAN LAS PRUEBAS DE ALCOHOLEMIA EN LAS RUTAS DE MANERA «MÁS FUERTE»

Desde la Patrulla Caminera anunciaron que volverán a realizar controles aleatorios de alcotest una vez que cuenten con la cantidad necesaria de equipos para las pruebas. Los controles fueron suspendidos a finales de octubre de 2023 debido a «falsos positivos» y denuncias de coimas. La inspectora Patricia Ferreira, jefa de Relaciones Públicas de la Patrulla Caminera, aseguró que aún no hay una fecha definida para el regreso de estos controles.

Ferreira indicó que, una vez reúnan los equipos necesarios, anunciarán la fecha de inicio a través de sus medios en internet y redes sociales. Explicó que actualmente existe un déficit de aparatos para la prueba de alcotest, con un grupo en proceso de certificación en el Instituto Nacional de Tecnología, Normalización y Metrología (INTN). «De los 150 equipos que teníamos anteriormente, ahora tenemos menos de la mitad. Algunos están siendo reparados y otros en proceso de certificación por el INTN. Aguardamos que los equipos certificados vuelvan a la institución para retomar los controles», sostuvo Ferreira.

La inspectora señaló que la falta de equipos fue la razón principal para suspender los controles aleatorios. Además, la institución decidió no realizar más controles sin la presencia de la Policía Nacional y la Fiscalía, adoptando una nueva política «para mejorar y transparentar los procedimientos».

A finales de 2023, la Patrulla Caminera fue objeto de denuncias por falsos positivos y supuestos pedidos de coima por parte de inspectores durante los controles en las rutas. «Para que la gente tenga en cuenta y no circule en estado etílico, conduciendo un vehículo. Los controles serán estrictos y aquellos conductores que sean sorprendidos serán sacados de circulación», advirtió Ferreira.

Recordó que la tolerancia de alcohol es cero y que desde 0,001 mg/l de alcohol en el aliento es considerado una infracción. Entre 0,200 y 0,250 mg/l es considerado una falta grave, con una multa de 4 a 10 jornales mínimos. La falta gravísima, que ronda entre 0,251 y 0,399 mg/l, es pasible de una multa de 11 a 20 jornales mínimos o de una imputación por parte de la Fiscalía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *